94.5 FM Valencia

Valencia Capital Radio
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.



Redacción Valencia Capital Radio

Los valencianos tienen una mayor concienciación que la media de los españoles con la existencia del cambio climático y muestran una mayor responsabilidad que se ve reflejada en que son los que más tienen en cuenta los criterios ambientales en sus decisiones de consumo (en una escala del 0 al 10, en la Comunitat Valenciana es de 6,7 frente a la 6,4 de la media nacional). Sin embargo, pese a tener más en cuenta estos indicadores ambientales, los valencianos también son los españoles a los que más les frena “mucho” el coste económico de los productos (43,6% frente al 39% nacional). Así concluye el primer estudio de la Fundación AXA de percepción ciudadada sobre el cambio climático en España, elaborado junto a Sigma Dos.

En esta línea, el 61,1% de los valencianos piensa que es muy o bastante necesario reducir el nivel de confort de las personas en beneficio del medio ambiente, opinión que a nivel nacional desciende al 58,3%. Esta postura se eleva al 66,7% entre las mujeres valencianas y se incrementa con la edad hasta situarse por encima del 82% entre los jubilados. Esto contrasta con que a nivel regional, a la hora de la verdad, no se muestran muy dispuestos a cambiar sus hábitos y poco más de la mitad, el 50,9%, cambiaría “mucho” sus hábitos de reciclaje, el 36,5% en moda y el 28,7% en tecnología. Por el contrario, en las cotumbres de turismo, que son en las que a nivel nacional menos disposición al cambio se tiene, son los ciudadanos de la Comunitat Valenciana los más dispuestos a modificar sus prácticas hacia un turismo sostenible.

Además, es en esta comunidad autónoma donde existe mayor conciencia en España sobre la existencia del cambio climático y un 86,8% considera que se está produciendo frente al 84,3% nacional y hay menos negacionistas (7,4%) frente al 9,3% de España. De hecho, los valencianos son los españoles que más creen que el cambio climático es el problema más preocupante al que se enfrenta la humanidad (28,9%), superior al 20,4% nacional, por delante de los conflictos armados, el terrorismo y posibles nuevas amenazas a la seguridad y los riesgos en los recursos naturales y en la diversidad.

Por edades, los jubilados valencianos están 7,1 veces más concienciados de que se está produciendo un cambio climático que la media de los jubilados españoles, y la opinión de que es el cambio climático es la cuestión más urgente es 9,3 puntos superior a la percepción de los mayores de 65 de la media nacional. Similar opinón se da entre los de 30 a 44 años valencianos, que están 3,8 veces más sensibilizados con el calentamiento global que los de estas edades a nivel nacional. Por sexo, las mujeres valencianas están más concienciadas que los hombres, pero estos están cuatro están cuatro veces más concienciados que la media de hombres españoles.

Además, el 84,9% de la sociedad valenciana cree que el cambio climático se ha agravado mucho o bastante en los últimos dos años, superior al 82,1% nacional, y es en esta comunidad autónoma donde más ciudadanos creen que se ha agravado “bastante”. En este contexto, los valencianos creen 4,4 veces más que los españoles que el cambio climático se debe más a la acción humana que a causas naturales. Siendo los segundos de España que más comparten esta opinión, esta se acentúa en los mayores de 65 (74,6% en Valencia vs 68,9% en España), en las menores de 30 (86,4% vs 75,6%) y en los hombres (78,3% vs 72,8%).

Josep Alfonso, director general de Fundación AXA, ha destacado que “en AXA trabajamos por el desarrollo de la sociedad protegiendo lo que importa. El clima es uno de los ejes transversales en nuestra labor como inversor, aseguradora, empresa ejemplar y actor social y en este cuarto rol se enmarca la Fundación y el propósito de esteestudio. Analizar el conocimiento sobre cambio climático, la atribución de responsabilidades, el comportamiento indivudual y la predisposición a implementar medidas a favor del medio ambiente es fundamental para la sensibilización y la implementación de acciones a favor del clima con los que impulsar el cambio positivo”.

Para Carlos Mundina, concejal delegado de Mejora Climática, Acústica y Eficiencia Energética del Ayuntamiento de Valencia, “es importante conocer el nivel de concienciación ciudadana y su nivel de implicación en la adopción de soluciones al cambio climático, por eso son importantes los estudios como el que ha realizado la Fundación AXA. Nos sirve a los responsables públicos para orientar nuestras políticas.”

En este sentido, Carlos Mundina, durante la presentacdión, ha señalado que “el Ayuntamiento de Valencia, es una de las administraciones españolas que más presente tiene las políticas ambientales y la sostenibilidad. Trabajamos en colaboración con la sociedad civil, el sector privado y de la mano de nuestros socios europeos, articulando organismos como la Fundación municipal Valencia Clima i Energía que canaliza buena parte de los fondos europeos que llegan con este objetivo. Así, abordamos las causas y consecuencias del cambio climático desde una perspectiva integral, estructurada alrededor de la Misión Climática Valencia 2030”.

Pero, ¿qué opinan los valencianos sobre los aspectos que más inciden en el cambio climático? Aunque en comparación con la media nacional la percepción de la incidencia se reduce entre la población valenciana, coinciden en que la deforestación, la actividad industrial y el consumo de energía basada en combustibles fósiles son los tres aspectos que más impacto tienen. Por tamaño de hábitat, los que viven en capitales de provincia creen que la actividad industrial es la actividad que más impacta en el planeta.

Los fenómenos meteorológicos extremos preocupan “mucho” ocho veces más a los valencianos que a la media de los españoles

Desde 2015, y según Aemet, los fenómenos meteorológicos extraordinarios en la Comunitat Valenciana han sido numerosos y variados con olas de calor fuera de verano, incendios de sexta generación o la borrasca Gloria, uno de los temporales más fuertes de la Península desde 1982. Por ello, no sorprende que el aumento de fenómenos meteorológicos extremos preocupe “mucho” casi ocho veces más que a la media de los españoles. Por detrás, alarman el derretimiento de los polos y el incremento de incendios, similar a la opinión de la media.

En general, ante este aumento de fenómenos meteorológicos extremos, el 61% de los valencianos saben cómo proteger su hogar y dispone de un seguro (frente al 55,8% nacional), pero un 21,3% no lo tiene por falta de recursos u otros motivos (23,5% nacional) y un 17,7% no sabe cómo protegerlo, tres puntos menos que a nivel español. El desconocimiento de cómo proteger el hogar o la falta de recursos para hacerlo se acentúan a menor edad y las mujeres responden 7,9 veces puntos menos que sí sabe cómo proteger la vivienda y disponen de seguro.

En el plano más personal, el 76,4% de los valencianos se muestran muy o bastante preocupados por el impacto que puede tener el cambio climático en la salud, ligeramente inferior a la preocupación nacional (77,3%). En segundo lugar, el 73,9% se alarma por la incidencia que pueda tener en su alimentación y el empeoramiento de la situación económica laboral cierra el top 3 de los ámbitos que más inquietan a los valencianos mientras que en España el tercer aspecto que más preocupa es la familia. Las valencianas muestran mayor preocupación por el impacto que puede tener en la salud que los hombres, pero 6,2 puntos menos que las españolas.

En relación con el ámbito de la salud, las enfermedades derivadas de las olas de calor y las respiratorias son las que más grado de preocupación suscitan por el impacto que el cambio climático pueda tener sobre ellas. Sin embargo, las inquietudes son diferentes por edad y entre los menores de 30 las lesiones y mortalidad por eventos climáticos extremos es lo que más les preocupa, de los 30 a los 64 son las enfermedades respiratorias y entre los jubilados las relacionadas son olas de calor.

La mayoría de los valencianos cree que la Unión Europea es el agente que más activo debería ser, pero solo un 10,7% percibe que se implique mucho y ven más activismo de organismos internacionales y del Gobierno de España

En el papel que los actores sociales deberían tener, los valencianos sostienen que la Unión Europea es la institución que más activa debe ser, seguida de los organismos internacionales y el Gobierno de España, frente ala sociedad civil y el propio individuo, que son los que menos activismo creen que deben tener. Sin embargo, los valencianos perciben un nivel bajo de implicación alejado del papel activo que se espera de ellos. Solo un 12% cree que los organismos internacionales se implican “mucho”, seguido del 11,3% que se percibe del Gobierno de España y del 10,7% de la Unión Europea. Además, cerca de un tercio señala también que hay poca o ninguna implicación a nivel individual, de los medios de comunicación y de los gobiernos locales y autonómicos.

Pero más allá de la atribución de responsabilidades, ¿están los valencianos dispuestos a implementar medidas a favor del planeta? El 86,5% considera muy o bastante urgente llevar a cabo medidas contra el cambio climático frente al 83,6% nacional, pero fijándonos únicamente en quienes expresan que es “muy urgente”, las mujeres valencianas y los jubilados ven 4,6 y 8,4 veces menos urgente, respectivamente, implementar medidas.

Si entramos en el detalle de qué medidas implementar, los valencianos son los españoles que más respaldan a nivel nacional en que se realice un mayor aprovechamiento del agua, conclusión que no sorprende ya que la cuestión del agua es uno de los principales problemas para el desarrollo socioeconómico y la calidad ambiental en los territorios de la Comunitat Valenciana que se acentúa con la sequía. Así, el 90,8% de la sociedad de la Comunitat Valenciana está muy o bastande de acuerdo con esta medida, el 87,9% con incrementar la investigación y el desarrollo tecnológico y más del 85% respalda que se impulse la reforestación y el uso de biofertilizantes. El aumento de los impuestos a las emisiones de CO2 es la medida que menos apoyo recibiría en la comunidad, en línea con la media de España.

A título individual, evitar el desperdicio de comida es la acción que más realizan los valencianos (el 88%), seguida del 78,1% que recicla y reutiliza productos y el 66,9% que tiene hábitos de movilidad sostenible (transporte público, bicicleta o caminar). Este top 3 de hábitos responsables es similar a la media nacional a excepción de la tercera acción ya que la media nacional es la compra de productos locales y de temporada. Por edad, mientras los menores de 30 años es la movilidad sostenible el hábito cotidiano que más realizan, entre los mayores de 65 es el reciclaje y la reutilización de productos.

El estudio se ha realizado junto a Sigma Dos y se han realizado más de 5.000 entrevistas online a población general mayor de edad en todo el territorio español, 500 residentes en Comunitat Valenciana, del 1 al 17 de febrero de 2023 con un nivel de confianza del 95,5% y un error de muestreo absoluto del 4,5%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Ir al contenido