Los clientes del Mercado Central ya pueden visitar el gran Belén

 

Los clientes del Mercado Central ya pueden disfrutar del Belén, elaborado por sus propios vendedores, y de la nueva decoración navideña, a cargo de la decoradora Cecilia Caruso.

En el acto de inauguración, esta mañana, la presidenta de la Asociación de Vendedores del Mercado Central, Merche Puchades, ha expresado su agradecimiento a los vendedores que, un año más, se han convertido en belenistas en estas fechas, para enriquecer y ampliar con nuevas piezas y figuras el Belén artesano del Mercado.

Salva Ros, coordinador del equipo que ha estado trabajando en el Belén, ha querido también agradecer la dedicación de los vendedores “que, tras terminar el trabajo diario han podido sacar tiempo y fuerza, aportando cada uno su granito de arena, ideas e ingenio, sufriendo cansancio pero con ganas e ilusión”.

Tras su intervención, Gonzalo Albero, párroco de la Real Parroquia de los Santos Juanes, acompañado del vicario, Aquilino Martínez, ha bendecido el Belén del Mercado Central de València.

En la elaboración del Belén, liderada por Salva Ros, de Salva y María Frutas Ros/Gar, con la ayuda en la coordinación de Vicente Fernández, de Pescados y Mariscos Amparo Puerto, han intervenido, además, Amparo Más, de Aves Fornes; Cristina Anchel, de Joyería Silva; Mónica y Teresa, de Frutas y Verduras Emilio; Tere y Encarna Folgado, de Frutas y Verduras Encarna Folgado; Virginia Hernández, de Frutas Virginia; y Tere Beltrán, de Delicatessen Valencianas.

Gracias a todos ellos, el Belén ha crecido hasta alcanzar los 65 m2, con un mercado tradicional, ambientado en las calles hebreas, más extenso, con figuras y productos en miniatura –mucho de los cuales se pueden encontrar en el propio Mercado Central- que reproducen los productos que se venden en él, incluyendo los de alimentación (frutas, verduras, carne, pescado, salazones y charcutería) y otros bien diferentes (como telas y cerámica). Además, se ha dotado de movimiento a algunos elementos, como el agua de las cascadas, y algunas de las figuras.

Este será el tercer año que el Mercado Central exhibe este Belén tan especial y tan propio, que tiene su origen en el antiguo Belén del Mercado, que un grupo de vendedores, decidieron restaurar en las Navidades de 2018, recuperando algunas piezas y figuras e incorporando muchos elementos nuevos. En las Navidades de 2019 y, otra vez este año, los vendedores que han participado en la reconstrucción, se han volcado en el proyecto aportando sus ideas y dedicando buena parte su tiempo libre.

El Belén, que podrá visitarse hasta la fiesta de la Epifanía, recrea diferentes escenarios, como el Nacimiento (ubicado en una gruta de grandes dimensiones), la Anunciación, el Palacio de Herodes, el desierto, caminos, plantas y palmeras. Está realizado con materiales como corcho, cartón y espuma de poliuretano, pero también otros sugeridos por los vendedores, como las guindillas naturales del tamaño más reducido que, pintadas con esmalte de uñas y óleo verde, simulan los pimientos de los puestos del Nacimiento.

 

La Cotorra del Mercado se desliza en los árboles navideños

Esta mañana se ha inaugurado también la decoración navideña, junto al gran árbol situado en el exterior de la puerta de la Calle Palafox.

La diseñadora Cecilia Caruso ha vuelto a ser este año la encargada de la decoración de Navidad, que ha convertido en protagonista a la Cotorra del Mercado, que se es el adorno principal de los árboles que se sitúan en los accesos.

La decoración incorpora las estrellas que señalan las gran cúpula central, bajo la que se exhibe el Belén, y la de la pescadería, y viste las arcadas con guirnaldas y bolas navideñas desde lo alto de las puertas, “que realzan el brillo y la luz, para que se vean desde lejos”, dice Caruso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

También te puede interesar